martes, junio 30, 2009

Jose hierro mide sus versos


Poema Pecios De Sombra de José Hierro




Hablaban con bocas de sombra,

susurraban sucesos mágicos,

historias de herrumbre y de musgo

(no sabían que estaban muertos,

y yo no quería apenarlos).




Fui reconstruyendo sonidos

que en el sueño significaban

para interpretarlos despierto

y atribuirlos a unos labios.



(Quería conocer el nombre


de quienes me hablaban en sueños:


la rosa no olería igual


si su nombre no .fuese rosa.)




Rescaté, lúcido y sonámbulo,


los vestigios que la marea


llevó a mi playa de despierto;


con ellos construiría un puente


desde el soñar hasta el velar:




así tendrían consistencia


las palabras impronunciables

que yo escuché cuando dormía,


fantasmal materia de sueño.





De “Cuaderno de Nueva York” 1998

me contaron...

Andaba tranquilo, en bicicleta.

Tomé una desviación a la derecha.

Un hombre temible me tomó del brazo, me detuvo, me mandó sacar la cartera y el teléfono. Me estaba robando.



Le obedecí. "Esto es todo", me decía. Qué asco, pero qué alivio. Se acabó. que se quede con el dinero y con... ¿con el DNI también? ...pues con el DNI... y, ¡claro!, va a vaciar mis cuentas con mis tarjetas... pero tampoco es tanto...



Ahora bien: nada terminó ahí. Me hicieron hospedarme en un hotel de carretera. Era un hotel muy particular: era una residencia de estudiantes, y una colección de restaurantes de estilos distintos, y había todo el tiempo fiestas y comidas.
Y no se estaba mal del todo. las fiestas eran fiestones. Pero lamadas de teléfono se mezclaban con clientes que iban y venían. Había calma, complicidad, pero también calma peligrosa y una línea terrible, una amenaza letal.

El día anterior iba yo con mi hija, que volvía de colonias, y arrastraba una maleta. En un cantón -una callejuela- nos cruzamos con dos machos jóvenes, cara a cara, tomando ambos algo en la mano. Al pasar junto a ellos uno cerró el puño y pude ver cómo reventaba unas gafas de sol, y decía , -era moreno, rizado, malencarado- ¿"Me estás vacilando?" El otro tenía aire de guiri, de extranjero, pero contestó en perfecto castellano sin retirar su mano "¿Me estás vacilando tú a mí" Y se soltaron y se empujaron y el ruido del empujón sonó como una bofetada. Mi hija y yo proseguíamos por la callejuela, y yo sentía a ambos venir, empujándose y subiendo la voz, detrás nuestro. Y me decía que seguro que se fijaban en la cría, y que no armarían pelea seria ante alguien tan niña, y movía yo la maleta como ondulando, paa que viesen a las claras que éramos inocentes, ajenos; y así parecieron entenderlo, porque la violencia cedía, pero...

NO SOLO DE LA COSTILLA DE ADAN HIZO DIOS NUEVAS COSAS…

En medio de un sueño, el Padre de los indios Uitotos vislumbró una neblina fulgurante.


En aquellos vapores palpitaban musgos y líquenes y resonaban silbidos de vientos, pájaros y serpientes.

El Padre pudo atrapar la neblina y la retuvo con el hilo de su aliento. La sacó del sueño y la mezcló con la tierra.

Escupió varias veces sobre la tierra neblinosa.


En el torbellino de espuma se alzó la selva, desplegaron los árboles sus copas enormes y brotaron las frutas y las flores. Cobraron cuerpo y voz, en la tierra empapada, el grillo, el mono, el tapir, el tatú, el ciervo, el jaguar y el oso hormiguero. Surgieron en el aire el águila real, el guacamayo, el buitre, el colibrí, la garza blanca, el pato, el murciélago…

(Memorias del fuego; Eduardo Galeano. Edit. S XXI. ).

Cuadro: "la creación del mundo según los Uitotos en http://images.google.com/imgres?imgurl=http://3.bp.blogspot.com/_dBuTkGR9kF8/SU-BI6OCQnI/AAAAAAAAAP8/pbu_I957oGM/S1600-R/LA-CREACION-DEL-MUNDO.jpg&imgrefurl=http://perumiwa.blogspot.com/2009/05/kene-national-patrimony-of-peru.html&usg=__P4pAiQuxLVk9M1PgBNsIv8v8qJA=&h=265&w=400&sz=41&hl=es&start=18&um=1&tbnid=_ib5G6xl88xZlM:&tbnh=82&tbnw=124&prev=/images%3Fq%3Duitoto%26hl%3Des%26rls%3Dcom.microsoft:es:IE-ContextMenu%26rlz%3D1I7ADBF_es%26sa%3DN%26um%3D1

miércoles, junio 24, 2009

Yo- ¿tú?











martin buber





















martin buber.
(... y sus barbas...)








Inténtalo. Inténtalo otra vez

¿Cuales son las palabras bíblicas que considera más trascendentes?, le preguntaron a Martin Buber? Martín Buber fué un filósofo judío, existencialista. Autor de Yo-Tu, un librito que extendió su influencia sobre todo el manto de la cultura de la posguerra americana y europea. Tradujo y editó la Biblia junto a Rosenzwieg; de ahí la pregunta.
Buber se lo pensó un rato; contestó: "marcha ante mí y sé íntegro", "Hithalej lefanai vehie tanim", dicho en hebreo.
Significa que el hombre marcha delante de Dios.
Dios está detrás del hombre, y no ante él señalando cada vuelta del camino e indicando
todas las respuestas correctas.
El hombre, yendo delante de Dios, tiene plena conciencia de que la fé auténtica implica duda, búsqueda, elevación, caída y hasta ocasionalmente la pérdida de la propia fé seguida necesariamente por la lucha para recuperarla con acrecida fuerza y conocimiento.
Para marchar delante de Dios son necesarios fé, valor, paciencia y entendimiento;
y se marcha delante de Dios con la intención,
cada día más lograda,
de llegar a ser íntegros.



Marshall T. Meyer, en el 1º volumen del primer par de los "cuentos jasidíacos",
el nº 11 de Paidós col. Orientalia.

martes, junio 23, 2009

me digo...

El sucedido que nos contaba Cocteau pone ante nosotros con sencilla eficacia
el hecho de que el solo intelecto no basta para acceder
a la integridad de nosotros mismos.


¿Y qué?, me contesto. ¿¿Y qué importante en el acto de "acceder a la integridad de nosotros"?
La mentada "integridad", por ser tal, ha de ser vasta, extensa y abigarrada. Esos engramas que Cocteau revivió con su gesto, por ejemplo: si los revivió es que estaban ahí, pero, ¿y qué?
¿Es que acaso no estaban ahí desde antes de que al poeta le diese por deslizar su dedo por el muro? Lo estaban, puesto que afloraron. ¿Que lo estaban, pero de una forma no-consciente?
Vale, pues lo estaban pero de una forma no-consciente. ¿Y qué? ¿No es acaso interminable la serie de asociaciones que forma nuestra trama y que nos son inaccesibles por vía consciente en cada uno de nuestros instantes?



Y me respondo: Sosiéguese, sosiéguese... acaba usted de darme la razón: "nuestra trama -nuestra totalidad- está compuesta por innúmeras asociaciones, inaccesibles por vía consciente..."
Ciertamente yo he dicho antes "intelecto", y usted habla de "conciencia"... Pero ambos decimos que hay mucho de nosotros inaccesible.
He dicho al comienzo que Cocteau no muestra una vía de acceso a material significativo...

Y me respondo: ¿Porqué, en base a qué llama "significativo" al material que nos deja ver Cocteau? ¿Ës "significativo únicamente porque él, con la habilidad del poeta, nos señala que lo miremos como "significativo?

Y me respondo: No es porque lo diga yo... pero la poesía, en tanto en cuanto Arte, es un modo de acceso al conocimiento. Certera como la ciencia, ni más ni menos. Lo dice Jorge Wasgenberg

Y me respondo: al que doy autoridad porque... porque... ¿porque Yo decido que le doy autoridad?

Y me respondo -cada vez más escueto-: Sí.

Y me respondo: pues eso.

domingo, junio 21, 2009

Un recurso para revivir momentos

Jean Cocteau, un día,

pasando por la calle donde vivían sus abuelos, decidió no echar a correr nerviosamente,
que era lo que venía haciendo siempre desde hacía muchos años.

Conscientemente se detuvo
y efectuó algunos experimentos:

se acercó al nº 45 (que era el que tantas veces visitó siendo niño, anduvo calle arriba calle abajo), y al no descubrir nada especial, decidió
recorrer la acera con los ojos cerrados,
apoyando el dedo en las paredes, como recordaba haber hecho de niño.
Y tampoco halló nada.

Todavía lo intentó una vez más.

Pensó que cuando era niño era
bastante menos alto,
y que su dedo recorría de hecho un itinerario diferente
cdos cuartas más abajo del que él,
adulto, acababa de hacer . Así que corrigió la línea imaginaria, se ágachó un poco para mejor llegar, puso su dedo al comienzo y echó a andar.



y, nos cuenta,


“gracias a una simple diferencia de nivel

y por un fenómeno semejante al roce de la aguja sobre las asperezas de

un disco de gramófono,

obtuve

la música del recuerdo

y volví a encontrarlo todo:



mi capa, el cuero de mi cartera,

el nombre del compañero que me acompañaba y de nuestros maestros,

ciertas frases exactas que yo había dicho, la cubierta jaspeada de mi cuaderno de apuntes,

el timbre de la voz de mi abuelo, el olor de su barba,

las telas de los vestidos de mi hermana y de mamá

cuando recibían

los martes.


(Opio, J. Cocteau, 1930, traducido por Mauricio Wacquez, editado en “El libro Amigo de Bruguera en 1981).

jueves, junio 18, 2009

Gregorio Cardano

...
....... "el Libro de los Sueños, pag. 266
.......porque las cosas que nos afectan están significadas por otras cosas. así, un desconocido que en mi sueño suscitaba en mi dolor y consternación representaba a mi suegro en su muerte".

miércoles, junio 17, 2009

¡Terapeuta, oh mi terapeuta, / No recuerdo mis sueños!

*.- ¡Ave María Purísima!
+.- Sin pecado concebida, hijo, sin pecado concebida. ¿Qué traes hoy a este tu Sicoterapia?


*.- Que no recuerdo mis sueños
+.- ¿Que no recuerdas tus sueños?


*.- Eso es, Su Eminencia, que no recuerdo mis sueños.
+.- ¿Que no recuerdas tus sueños?

*.- ...esto, pues... su Ilustrísima, si, como que... se da el caso de que... no recuerdo mis sueños...
+.- Ya, ya veo, ya Oigo, mejor dicho... Con que... ¿no recuerda sus sueños?


*.- ... pues... casi que no... vamos... que no me acuerdo como bien, ¿no?, de mis... de mis sueños, quiero decir... susantidad...
+.- O sea: No es que usted no sueñe, sino que no recuerda sus sueños


*.- eso mismo, eso mismo, eso mismo, bien vistt.. ehhh bien oído, como Vuecencia tiene a bien saber decir...
+Ya.


*.- .............
+.- ...............
*.- ......................
+.- ...............................
*.- ...............................................
+.- .......................................................................................................................................................


*.- esto...
+.- ¿..............................?


*.- Que si quiere decir algo
+.- ¿el qué?


*.- el que no recuerde... ya sabe... mis...
+.- ¿El que no sueñe usted en absoluto?


*.- Oiga, que no es eso lo que le vengo diciendo
+.- Ah, sí: lo que usted me dice es que usted recuerda que sueña pero no recuerda qué sueña


*.- Exactamente
+.- ¿que si eso quiere decir algo? pues sí, sí, por decir, algo quiere decir. dice que padece usted diversos episodios simultáneos de confusión total. Dice que sabe que sueña y al mismo tiempo que no le queda memoria de lo soñado, y yo empiezo a creer que usted no recuerda en absoluto, y no tiene ni idea de lo que hace ni de lo que deja de hacer. Además se muestra usted como un sujeto tan antipático que los angelitos encargados de permitirnos recordar ráfagas de nuestros sueños, huyen ahuyentados por su campo espectral. Ególatra, ignorante, rebelde, díscolo, maloliente, canijo y escrupuloso. Y, entre nosotros, con un diagnóstico catastrófico.

*.- Vaya, ¿todo eso quiere decir? ¿de verdá? ¡Jo, qué de puta madre! ¡Vaya pedazo de sueño este mío de no soñar! Me ha puesto en mano catorce años de terapia. ¡Ahorá sé adonde apuntar y con qué contar! ¡Ya me parecía a mí desde pequeño que era canijo! ¡Buaf, qué viaje! ¡Gracias, tío, gracias para siempre! ... cuando pienso que tanto bien me haya llovido desde mi olvido sueñístico,
¡mortales, a vosotros me dirijo! ¡El acto de no recordar los sueños debe ser repuesto en el digno lugar que nunca debió ceder! Yo no los recordé y ahora soy un espantajo, pero plenamente realizado. Reivindico la igualdad de todos los asuntos entre soñadores y olvidadizos!
+.- (sabio, serio, simio, sólido, su... ¿sucio?...): Bueno, bueno... bueno: creo que este puede ser el comienzo de una gran amistad...
(se funde en negro)

viernes, junio 12, 2009

Y de Lisboa hasta chile



Perplejo: Por cada mujer escritora que vengo citando en el blog, ¡qué sé yo!, quince o veinte machos escritores.
...Me pongo a la busca.
Y doy con

“_A desenterrar los Rewe_ dijeron los ancianos- aunque en el sueño los árboles se sequen

el aliento de los ´pacificadores´no podrá estrangular el corazón de nuestros toros”


y doy con
“cantó y se perdió Mercedes Millapán : Oigan y callen”

y doy con
“galopa un caballo ardiente en el lomo del Bío Bío
Bío Bío era oscuro como el sueño que tuve anoche.
Lo vi convertirse en un gran piojo blanco"

escritos de Adriana Paredes Pinda, poeta mapuche-huilliche y
"siguiendo de sus nalgas la huella" (chicho sanchez ferosio dixit)
doy con este poema, que habla de sueño, de cuerpo y de "los adentros"


Del Exilio

Untada a mi cordón sin estrella
vine al mundo. Parí mis brotes
no tuve siete venas ni chaiwe
se me negó deshojar canelos junto
a mis hermanas. Sabiendo que una exiliada
no merece el poder. Me di.

A mi madre no le dijo la comdrona
que en su tripa de los sueños
habían doce nudos. No la atendió la méica
por chiñurra. Y a pesar de Doralisa
Huenuleo
alumbró a sus doce
“la mala yerba”como venía escrito con semen williche
en el cordón nupcial de los amaneceres.

Ya no sueño mamita
desde la última vez que me vi
untada y me vino la enfermedad. Ya no huelo la espesura
ni me invitan a ver la nieve. Yo quería
subir al cerro como mi abuela
pero ni una vkvlla me dejaron.

¿Y ahora me pides que vuelva?
Te dijo que amor en williche
se dice Lemunantu.
Lemünantu, el olvido está primero que la muerte.
Lemünantu.


Memorias
Yo soy la de cabellos trasnochados
húmeda y turgente en la lluvia
de perdidos nguillatunes.
Las cenizas desentierran la lumbre de mi entraña
soba su encarnadura la tigresa de los montes
calientes. Recía me aullo
para galopar en la última estrella de mi sangre
sobre la palma del mundo.
Arde luna perdida
me vine a la montaña a sorber tu corazón. No
me iré en la blancura de tu aliento.
Soy la que vuela con tres dedos
canta fuego por boca de su kona.
Bien me han nombrado
Kanvkvmv
la otra raíz.
Doce nudos tiene la culebra de los partos
Tiembla wuinkul.
Y fueron doce los sueños para tus doce pezones.
Alumbradores
los presagios del kultrúng en tu cuerpo.
Tus piernas
extendidas hasta los lechos del Bío-Bío
el llamado de los que saben la resistencia.
Se abandonó de nieve la hembra oscura
mitad ánima mitad carnal
vuelta hacia delante de la muerte
para tejer el metawe del origen
que se cantó en azul. La piel
del mapuche tiene la escritura.
Me fueron dadas las palabras
Como volcán que arde y sangra. Memoria
de alfabetos no aprendidos.


Desovaron los pezones del tiempo


fértiles fueron las tierras hasta el amanecer


cuando supe


que no era mi mano la escritura.





¡LA GRAN JUERGA!

solo a veces, muy de tarde en tarde

mi corazón se sabe que no hay nada.



En el prado de Itxako, en el curso fluvial

en un instante de alegría y poco más.



lo demás es decirlo, repetir dócil

que no hay nada, que no hay nada.



Pero valen tanto aquellas pocas

que espolvorean escamas de hada sobre la vida entera



soñando estoy, soy un borracho

abrazando una chaqueta

oyendo el canto, que dice:

"el monte da su secreto

al que hierve su raiz"

(Cirilo Bedemill: "¡Alegría, alegría!"pags 3,4. Ediciones Jocundas 2010.)

De Paris a Lisboa



" A veces, cuando abatido y humilde, la propia fuerza de soñar se me deshoja y se me seca,

y mi único sueño sólo puede ser el pensar en mis sueños,

los hojeo como a un libro que se hojea y se vuelve a hojear sin leer más que palabras inevitables.


Es entonces cuando me interrogo sobre quién eres tú,

figura que atraviesas todas mis antiguas visiones demoradas de paisajes distintos,
de interiores antiguos y de ceremonias fastuosas de silencio.

En todos mis sueños o apareces, sueño, o, realidad falsa, me acompañas.

Visito contigo regiones que tal vez son sueños tuyos, tierras que tal vez son cuerpos tuyos
de ausencia y deshumanización, tu cuerpo esencial con sus formas desdibujadas en planicie tranquila y en monte de perfil frío en jardín de palacio oculto.

Tal vez ya no tenga otro sueño sino tú,
tal vez sea en tus ojos, recostando mi cara sobre la tuya, donde yo podré leer
esos paisajes imposibles, esos tedios falsos, esos sentimientos que habitan
la sombra de mis cansancios y las grutas de mis desasosiegos.

¿Quién sabe si los paisajes de mis sueños no son mi manera de no soñarte?

Yo no sé quién eres, pero
¿sé acaso con certeza lo que soy?
¿sé yo lo que es soñar para que se sepa a qué equivale llamarte mi sueño?
¿sé acaso yo si no eres una parte, quien sabe si la parte esencial y real, de mí mismo?

¿Y sé acaso si no soy yo el sueño y tú la realidad,
yo un sueño tuyo y no tú un sueño soñado por mí?


¿Qué significa esto, que nada significa?"
Lourdes me hizo llegar -milla esker!- esta confesión de Fernando Pessoa

jueves, junio 11, 2009

Jean Cocteau en reposo


afoto de época.

un sueño repetido de Cocteau


un sueño repetido del que, en su libro, da cuenta Cocteau:
Voici ce rêve qu'il dit répétitif. «Mon père, qui était mort, ne l'était pas. Il était devenu un perroquet du Pré-Catelan, un des perroquets dont le charivari reste à jamais lié, pour moi, au goût du lait mousseux. Pendant ce rêve, ma mère et moi nous allions nous asseoir à une table de la ferme du Pré-Catelan, qui mélangeait plusieurs fermes avec la terrasse des cacatoès du jardin d'Acclimatation. Je savais que ma mère savait et ne savait pas que je savais, et je devinais qu'elle cherchait lequel de ces oiseaux mon père était devenu, et pourquoi il l'était devenu. Je me réveillais en larmes à cause de sa figure qui essayait de sourire.».
Jejcic M. Savoir du poète et maladie psychosomatique: Jean Cocteau-l'hiéroglyphe. Evol psychiatr 2007;72.

“Mi padre, que ya había muerto, no lo estaba en mi sueño. Se había convertido en un loro del Pré-Catelan, uno de esos loros cuya gritería permanecerá para siempre unido en mí al gusto de la leche cremosa.

Durante el sueño, mi madre y yo íbamos a sentarnos a una mesa de la granja del Pré-Catelan, que mezclaba varias granjas con la terraza de las cacatúas del Jardín de Aclimatación.

Yo sabía que mi madre sabía y no sabía que yo sabía y adivinaba que ella buscaba cuál de esos pájaros era mi padre y porqué se había metamorfoseado.

Me despertaba llorando debido a su rostro, que trataba de sonreir.

miércoles, junio 10, 2009

puntualizaciones

*.- ¿Y eso de "currarse los adentros?", exactamente qué significa?
+.- ¡Hombre, hombre, hombre, el lector desaforado de nuevo por aquí!, Por cierto, ¿Es usted lector o lectora?

*.- Lector. Varón. Y eso de "currarse los adentros", ¿qué significa ? Ecsactamente, ¿qué?
+.- pues no lo tengo tan claro, si quiere que le diga. Lo que pasa es que la traducción de Wacquez de "ha cursado SUS inhumanidades a fondo", me suena a un modismo literario francés y me he dejado llevar... La jerga contemporánea tiene una expresión ad hoc: "viene con los deberes hechos", en el sentido de que no viene a ver qué cae, sino bien preparado. Pero los deberes que trae hechos son los de "In-humanidades". Si hubiesen sido los de Humaniades, se hubiese tratado de deberes académicos, pero, que yo sepa, las Inhumanidades son una materia que el poeta se inventó, adaptó sobre la marcha para referirse precisamente a cuanto no es académico, a cuanto no es ni estudiable ni mensurable ni tan siquiera accesible a través de estudio y esfuerzo ordinario. Por todo o cual, me permití enmendar la plana a todo un gran escritor y hablar de "los adentros". que tienen una connotación a la casquería (el bazo, las tripas...) y otra a las ignotas profundeces del Alma del Homo Sapiens. Y quién sabe si a las ignotas profundeces de todos los seres sintientes. ¿Le vale esta respuesta?

*.- Me vale como descripción del proceso mental que usted siguió para tomar ese meandro en el texto. Pero sigo sin saber ¿qué son los adentros?
+.- Sabe Dios, sabe dios... Como tal vez Dios sepa qué son "los parajes oscuros de nuestro cuerpo". Pero Cocteau, en su vida y en su obra, dejó huella de su compromiso con no regirse únicamente por la Razón. Por cierto, me toca preguntar a mí: ¿que será un sueño ATRIDA?

*.- Ya estoy de vuelta: me he ido virtualmente hasta la Wikipedia y he hallado lo que sigue:Los Atridas o Atreides (en griego antiguo οἱ Ἀτρείδαι oi Atreídai) son, en la mitología griega, los descendientes de Atreo, rey de Micenas. Este patronímico suele usarse en singular para referirse a Agamenón.
Este linaje fue maldecido por los
dioses debido a que se fundó con la sangre del hermano gemelo de Atreo, Tiestes, y su destino estuvo marcado por el asesinato, el parricidio, el infanticidio y el incesto. Sólo Apolo pudo interrumpir el ciclo de violencia al hacer que Orestes, el matricida, fuese juzgado en la colina del Areópago por el primer tribunal criminal de la ciudad de Atenas.
La maldición es incluso anterior a Atreo, pues su abuelo, Tántalo, hijo de Zeus, al ser invitado a la mesa de los dioses y probar el néctar y la ambrosía, alimentos que conferían la inmortalidad a los dioses, concibió la idea de robarlos para ofrecérselos a los hombres. Unido a esto, invitó a los dioses a su mesa para probarlos y ver si eran omniscientes, ofreciéndoles en esa cena a su propio hijo, Pélope, guisado. Por todo ello sería condenado en el Tártaro.
Pélope, reconstruido y resucitado, pasó a ser
copero de los dioses, gracias a cuyo favor se casó con Hipodamía y se apoderó del trono de la Élide.

Así que, los sueños atridas estarían "marcados por el asesinato, el infanticidio, el parricidio y el incesto".

+.- Muchas gracias. voy a intentar , ahora con más ahinco, contestar a su cuestión de "qué cosa son os adentros". ¿Me permite que me eche una cabezadita?

* Haga como le paizca

+.- Me duermo, me duermo, caigo, asciendo, me disuelvo, me disuelvo

Aquí no hay duda ninguna, pero tampoco preguntas. Formas movientes es lo que hay. hay, no hay, hay un mi cuerpo, ni tan siquiera, .... me contaron...

solo a veces, muy de tarde en tarde mi corazón se sabe que no hay nada.

En el prado de Itxako, en el curso fluvial, en un instante de alegría y poco más.

lo demás es decirlo, repetir dócil que no hay nada, que no hay nada.... Pero valen tanto aquellas pocas

que espolvorean escamas de hada sobre la vida entera... soñando estoy, soy un borracho abrazando una chaqueta

oyendo el canto, que dice:

"el monte da su secreto

al que hierve su raiz"..


De Méjico hasta Paguí



Me voy de Méjico, aunque no del Su-Rre-A-Lis-Mo ; me voy hasta París, hasta los inicios de la primavera de 1927.

La clínica se llama Saint-Claud. El paciente que, por segunda vez en su vida, se está sometiendo a una cura de desintoxicación del opio, se llama Juan, Juan Coctó, Jean Cocteau en francés.

Ha pasado tres meses sin tener huella de sus sueños. Hace dos días ha recomenzado " a soñar", dice él; a saber de sus sueños, dice el observador escéptico.

Su prosa soporta huellas de su reciente deterioro; esas cicatrices convierten su diario (que dió a la imprenta con el título de Opio) en un autorretrato amorosamente apiadado de sí mismo, erróneo como las "confesiones de un comedor de opio" de De Quincey, y como aquel, exacto y terrible.

Dice, entre párrafos


“Los episodios de los sueños, en lugar de fundirse en una pantalla nocturna y evaporarse rápidamente,vetean profundamente, como el ágata, los parajes oscuros de nuestro cuerpo.

Existe una formación a través del sueño. Ella se antepone a cualquier otra. Puede decirse que una persona formada para siempre a través del sueño es alguien que ha cursado sus inhumanidades a fondo (traducción alternativa castiza: “que se ha currado a fondo los adentros”). Tanto más cuanto que los sueños clásicos, los primeros sueños que visitan la infancia, lejos de ser ingenuos son atridas (sic) y se nutren de tragedias”.

martes, junio 09, 2009

RECORDANDO LOS OLVIDADOS


Luis Buñuel filmó en México LOS OLVIDADOS. Me faltan recursos para decir de aquella Obra Mayor.
Buscándola doy con el sueño de Pedro, ofrecido en Internet en
Jesús Ademir http://sobreelmundodelcine.com/2008/03/20/luis-bunuel-el-sueno-de-pedro/
Muchas muchas gracias.

Ahí les va.
He encontrado el fragmento del guión, y ya me daba por más que satisfecho cuando YouTube
se ha abierto precisamente por la página adecuada, donde aloja precisamente la secuencia del sueño. vale la pena, creo, leerlo primero, procurar imaginárselo y después asistir a la proyección de las imágenes con las que Buñuel reconstruyó el sueño.


CASA DE PEDRO/ INTERIOR NOCHE Pedro duerme. La habitación está más llena de luz y se oyen cacareos y quiquiriquíes. Música.
Principio de un sueño: Pedro parece desdoblarse: mientras permanece dormido, su imagen se levanta y le mira, aterrorizada, frente a sí.

Plano de Pedro de espaldas, y frente a él una gallina blanca que baja volando del techo en cámara lenta.

Plano americano de la madre en camisón. Se sienta sobre la cama, con una expresión amorosa en el rostro.
Todos los movimientos son en cámara lenta. Pedro, en plano medio, se inclina para mirar bajo la cama. Picado bajo la cama: aparece el cuerpo de Julian con la frente ensangrentada y la boca abierta como riendo. Algunas plumas blancas empiezan a caer sobre el cadáver, cuya cabeza se bambolea.

Imagen de Julian, inmóvil y que empieza a moverse de nuevo. Pedro se levanta. Acercamiento de la madre, sonriente. No se la ve hablar.

VOZ DE LA MADRE: Pedro, oye hijo. ¿qué haces?

Pedro se mete de nuevo en la cama. La madre se levanta y , de pie sobre la cama alza ligeramente su camisón para bajar de ella, todo en cámara lenta. Se acerca a Pedro, que la observa reclinado sobre su almohada. Se sienta sobre la cama. Madre e hijo en plano americano, resaltando a la madre.
VOZ DE LA MADRE (con gran dulzura): Óyeme m´hijito…Tú eres bueno. ¿Por qué hiciste eso?
VOZ DE PEDRO: Yo no hice nada. Fue el Jaibo. Yo nomás lo vi.
Acercamiento de Pedro mirando a su madre fuera de cuadro.
VOZ DE PEDRO: Yo quisiera estar siempre con usted… pero usted no me quiere.
Acercamiento de la madre, de frente. Tiende ante sí sus manos abiertas. Ligera contrapicada.
VOZ DE LA MADRE: Es que… estoy tan cansada. Mira como tengo las manos de tanto lavar.
Plano americano abierto de los dos de perfil.
VOZ DE PEDRO (se incorpora): ¿Por qué nunca me besa? (con sus brazos rodea los hombros de su madre y recibe un beso en la frente). Mamá, ora sí voy a portarme bien (ella pone su mano sobre la nuca del chico). Buscaré trabajo y usted podrá descansar (ella atrae la cabeza del chico sobre su hombro).
VOZ DE LA MADRE: Sí, m´hijito (Lo acuesta con suavidad)
Ella se aleja mientras continua la música. Se oye un fuerte viento. Acercamiento de Pedro que se levanta (contrapicada). Sobre su rostro se lee una inmensa necesidad de amor.
PEDRO: ¡Mamá!
Plano general. La madre avanza ( plano americano) de frente. Detrás de ella, Pedro se ha incorporado apoyándose sobre los codos.
VOZ DE PEDRO: Mamá… ¿Por qué no dio carne la otra noche?
La madre empieza a darse la vuelta. La volvemos a encontrar de frente (plano americano).
En la mano tiene un gran pedazo de carne. Se oye el trueno al tiempo que un relámpago se dibuja sobre su rostro. Cierra los ojos. El viento hace flotar su cabello. Le tiende la mano a Pedro y avanza hasta un gran acercamiento.

Plano general: la madre avanza hacia Pedro en primer plano, de espaldas. Él está sentado en su cama y alarga las manos para recibir la carne que ella le da. El viento está cada vez más fuerte. Una mano sale de debajo de la cama para apoderarse de la carne. La madre retrocede un poco.
VOZ DE PEDRO: ¡Dámela, es mía, es sólo para mí!
El Jaibo se aferra con ambas manos a la carne. La madre, indiferente, se da la vuelta y se aleja hacia su cama. El Jaibo arranca la carne de las manos a Pedro con una expresión de triunfo en la cara. Truenos y relámpagos. Pedro, con las manos vacías, se acuesta.

El Jaibo ha regresado bajo la cama. Disolvencia. Fin del viento y de la música, Pedro, en plano americano, duerme (picado). Pedro se da la vuelta, se sienta sobre su cama y luego vuelve a acostarse de espaldas a nosotros, y se cubre con las mantas. Oscurecimiento.

Extracto del guión cinematográfico de la cinta “Los Olvidados“ de Luis Buñuel, México, Ediciones Era, 1980
Y ahora, con imágenes, en Youtube, http://www.youtube.com/watch?v=GZHF6OCtgjE

solo un sueño es...

domingo, junio 07, 2009

el venadito

Ya que le andamos poe México, aprovechemos para echarnos unas clases de idioma zapoteco...
Diccionario Zapoteco / Castellano

Bacaanda'
Sueño, sueños, sueño nocturnal, somnolencia

Hrinié xcanda
Sueño, yo sueño, aspiro, deseo tanto, me ilusiono

Bacaanda' huati
Sueño delirante, pesadilla

Gunaaze ti bacaanda' laabe'
Le agarró un sueño

Gúpa' ti xcanda
Estuviste en mi sueño

Hracaladxe ganna cadisi ti xcanda ni
Quisiera saber que no es sólo un sueño

Hribélu' xcaanda'
Me quitas el sueño

Nuchi' gunié xcaanda'
Anoche estuve soñando, anoche soñé, anoche tuve un sueño

Ora gundálu' xcandalu' hratilu'
Cuando dejas escapar tu sueño ¡mueres!

ilustración de Kawano Takeshi http://miaxismundi.blogspot.com/2009/04/kawano-takeshi.html


Ayer te soñé. Temblando

los dos en el goce impuro

y estéril de un sueño oscuro.

Y sobre tu cuerpo blando

mis labios iban dejando

huellas, señales, heridas...

Y tus palabras transidas

y las mías delirantes

de aquellos breves instantes

prolongaban nuestras vidas.

.
Xavier Villaurrutia, mexicano y poeta: "Décimas de nuestro amor",
aquellas que se arrancan con lo de

.
"A mí mismo me prohibo

revelar nuestro secreto

decir tu nombre completo

o escribirlo cuando escribo".

.
para
memo
que nos las recitaba.

martes, junio 02, 2009

Pequeño Gran Sueño

Me contaron...

En el sueño, nos encontrábamos participando en un encuentro grupal, unas convivencias en las que numerosos conocidos y semidesconocidos nos distribuíamos por algún gran caserón para alojarnos durante unos días.

Afuera del sueño, no me encontraba en un momento de ánimo boyante. No es que nada fuese mal, pero me sentía desganado y contrariado, una sensación que se había instalado durante los últimos días. Antes de apagar la luz, lo compartí con mi pareja: "me siento mal: son tiempos de hacer cosas y cosas y más cosas: me parece que entre nosotros nos estamos comunicando sólo a través de las cosas que hacemos, que no hay entre nosotros intimidad. Y así parece que viene el mes de Junio, cargado y sin pausas ni para respirar" y me dormí.

En el sueño cargaba con esa misma sensación. además, aquello estaba abarrotado de gente y ebullendo de tareas.

Pero, pero, alguien, o yo mismo, me daba una clave viendo mi agobio:
"A ver: relaciónate CON CADA COSA EN SINGULAR
Por ejemplo, ¿ves esa cacerola?
Relaciónate con ella como con lo que es, una cacerola. ¿Cómo te relacionas con una cacerola? ¿Qué te pide una cacerola? "Nada, claro"
"Mira ese album de fotos. ¿Te relacionas con ello como con la cacerola?" "No, el album lo miro y lo guardo cuando tengo tiempo, la cacerola la uso, la limpio y la dejo"
"¿Y ese reloj? ¿Y ese periódico? ¿Y esa servilleta? ¿Como te relacionas con cada una de esas cosas? ¿Como te relacionas con aquel bolígrafo?
"La mayor parte del tiempo lo ignoro, y después lo utilizo y me vuelvo a olvidar de él"
"Pues así con cada cosa. Con cada cosa tú te relacionas de una manera. Si solo te acuerdas de eso, si permaneces atento solo a eso, verás cómo te cambia el sentirte. LAS COSAS, así tomadas, parecen sumarse y proponerse abrumarte; pero si las tratas en singuilar, con la sencillez de lo que a cada cosa asignas, ... tú explora, explora. ¿Vamos a probarlo?

Y lo iba probando y, vaya, la sensación se trocaba claramente en una grata calma. Extendía este sencillo mensaje a los compañeros y también a ellos parecía funcionarles. Y lo extendía, por último, al prójimo: con cada cual, en singular.

Me dersperté sosegado, descansado, claramente fuera de aquella nube de melancolía. Por eso lo lamo un Gran sueño, un Pequeño Gran Sueño.

¡Se me pasaba contarle que una de las actividades que realizábamos a medio sueño era buceo, buceo a grandes profundidades! Lo digo por si fuese una metáfora del adonde fuí a buscar un mensaje tan ponderado en medio de una agitación tan desordenada...

EL
ENCUENTRO
CON
LOS
ALEBRIJES
Henri Cartier-Bresson obtuvo
esta instantánea onírica
en un sueño inducido
por la ingesta de licor
de Mescal mexicano
de ínfima calidad.